Poder Judicial en vilo: republicanos alista fuerte reformulación del capítulo y levanta alertas en Chile Vamos

Los consejeros del partido que lidera Arturo Squella exploran modificar el acápite de la judicatura. Los cambios apuntan a ponerle fin a lo que llaman el “activismo judicial” y evitar “el nepotismo, la corrupción y la politización de los nombramientos judiciales”. Para lograrlo se enfrentarán a la UDI, al comisionado Hernán Larraín y esperan conseguir algunos de los votos de RN. La consejera de esa bancada, Lorena Gallardo, se ha transformado en una pieza fundamental de toda esta disputa política que tiene enfrentada a la derecha.

A pesar de que el nuevo diseño de gobernanza del Poder Judicial parecía tener consenso en el Consejo Constitucional, los republicanos han sorprendido con una posible reconfiguración del panorama. Hasta ahora, todo indicaba que se seguiría el diseño propuesto en el anteproyecto de los comisionados.

Sin embargo, aunque las más de 400 enmiendas presentadas por los republicanos no abordaron directamente este tema, fuentes internas revelan intensas conversaciones entre ellos y una consejera de Chile Vamos para realizar cambios significativos en el capítulo del Poder Judicial.

El anteproyecto original, impulsado por el comisionado Hernán Larraín (UDI), buscaba separar las funciones jurisdiccionales de las no jurisdiccionales, permitiendo a los jueces centrarse exclusivamente en sus fallos. Larraín propuso un modelo de gobernanza que contaría con cuatro órganos autónomos, coordinados por un Consejo Coordinador del Poder Judicial.

Sin embargo, este diseño ha enfrentado resistencias. Los republicanos, armados con un documento que recopila críticas de diversos especialistas, cuestionan la posible «proliferación burocrática» y la «politización» en el nombramiento de jueces.

Antonio Barchiesi, consejero republicano y presidente de la comisión de Función Jurisdiccional, ha estado en el centro del debate, liderando las discusiones sobre un nuevo capítulo para la judicatura. Las propuestas republicanas buscan, entre otras cosas, devolver todo el poder no jurisdiccional a la Corte Suprema y establecer límites claros para evitar el «activismo judicial».

La situación ha generado tensiones dentro de Chile Vamos. Mientras la UDI se mantiene firme en su apoyo al modelo propuesto por Larraín, los republicanos buscan ganar más apoyo dentro de RN. Las próximas votaciones serán cruciales para determinar el rumbo del Poder Judicial en la futura Constitución.

Vía La Tercera

Mantente Conectado
Últimas Publicaciones
Scroll al inicio