Antonio Barchiesi: «Espero que la Comisión Experta no busque doblarle la mano a decisiones que ha tomado el CC»

La reciente finalización de las votaciones del Pleno del Consejo Constitucional marca un hito en el proceso de redacción de la nueva Constitución para Chile. Este sábado, el país presenciará la entrega oficial de la propuesta de la nueva Carta Magna a la Comisión Experta, un grupo encargado de revisar y hacer observaciones sobre las normas aprobadas por los 50 consejeros que conforman el Consejo.

Este proceso de revisión, que algunos ven como una oportunidad para hacer correcciones y ajustes necesarios, ha generado ciertas tensiones y expectativas. Antonio Barchiesi, una figura prominente del Partido Republicano y coordinador político con otras bancadas, ha decidido alzar la voz y emitir una advertencia clara y directa a la Comisión Experta. Su mensaje es inequívoco: cualquier intento de cambiar decisiones ya tomadas por el Consejo será visto con escepticismo y preocupación.

Barchiesi, en su intervención, ha dejado claro que, aunque está dispuesto a considerar propuestas de redacción que puedan mejorar el texto, es crucial que no se altere el espíritu y la esencia de las enmiendas ya aprobadas. «No hay espacio para decepcionar a la ciudadanía en aspectos tan sensibles para el país», enfatizó, haciendo referencia a temas como la propiedad de los fondos, la libertad en educación y la elección en salud, entre otros.

Además, Barchiesi cuestionó cualquier intento de la Comisión de modificar decisiones que reflejen las expectativas del proceso constitucional y otros riesgos observados en los últimos años. En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de que la Comisión Experta respete las decisiones tomadas por el Consejo Constitucional, ya que estas reflejan un consenso y un esfuerzo colectivo por representar las demandas y necesidades de la ciudadanía.

El proceso de redacción de la nueva Constitución ha sido largo y complejo, y la fase de revisión por parte de la Comisión Experta es crucial para garantizar que el texto final sea coherente, claro y representativo de las aspiraciones del pueblo chileno. Sin embargo, es esencial que este proceso se lleve a cabo con respeto y consideración hacia las decisiones ya tomadas, para que el resultado final sea un texto que refleje verdaderamente las demandas y necesidades de la sociedad chilena.

Mantente Conectado
Últimas Publicaciones
Scroll al inicio